Laura González y una historia de resiliencia, pasión y amor por la piscina

oct 29, 2019

#HistoriasCPC l

En 1999, Villavicencio, Meta, vio nacer a una campeona parapanamericana, quien sin importar las dificultades ha logrado salir adelante y cumplir uno a uno sus sueños. Laura Carolina González es la dueña de una gran historia, que la hace ejemplo de vida y una referencia para los atletas que se preparan para surgir en el deporte paralímpico colombiano.

Desde los seis años de edad, Laura se ha preparado para ser una gran deportista y hoy, con veinte años, sigue siendo la misma persona decidida, disciplinada, alegre y con muchos más sueños por cumplir, que ha dedicado catorce años de su vida a las piscinas, encontrando un deporte que le cambió la vida, “ al principio veía la para natación como un hobbie, una distracción que me emocionaba porque siempre me ha gustado nadar, pero todo cambia en el momento en el que te proponen competir, es ahí, que todo se transforma en madurez y disciplina”, menciona la deportista al recordar sus inicios deportivos.

Cuando todo comenzó, Laura encontró en su familia el apoyo y la motivación para competir y para dedicarse a la para natación, en esto es en lo que piensa antes de entrar a la piscina, “mi papá, mis hermanos y mi mamá que está en el cielo son mi motor, mi fuerza y lo que me hace querer salir adelante”.

Al escucharla hablar, se percibe decisión, tesón y el carácter que ha forjado desde muy pequeña, gracias a su padre, “mi papá siempre me dice que debo tener mente de ganadora, que para eso se trabaja y eso hay que demostrarlo, que siempre hay que hacer el intento así los resultados no sean los esperados”, afirma la nadadora.

El deporte de alto rendimiento trae al deportista una vida de rigurosidad, disciplina, trabajo y excelencia, que son la base de las victorias y las medallas que se consigan, después queda tratar de mantenerse en la élite, pero siempre aceptando y sabiendo que esto es un largo proceso, en el que hay que disfrutar el camino con alegría y tenacidad.

Precisamente, todo este esfuerzo se materializó con una medalla de oro, una de plata y un de bronce en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, donde la colombiana recogió los frutos de todo su esfuerzo, “los juegos fueron una gran experiencia para mí, fue un proceso duro, porque me enfrenté a mucha presión, pero me lo tomé muy tranquila, los triunfos después fueron llegando, mejoré mis marcas y logré dar mi cien por ciento en cada prueba”.

En el deporte se ha topado con grandes personas, como su compañero Carlos Daniel Serrano, a quién admira y sigue su proceso, “yo he tenido la fortuna de ver llegar a un juvenil, convertirse en campeón mundial y arrasar con todo en lo que compite, pienso que es un caso que me motiva, porque si él puede, yo puedo”

Para finalizar, Laura busca que su historia sirva de ejemplo para aquellas personas que se dejan vencer por los obstáculos, “atrévanse a soñar, porque los sueños sí se cumplen, no hay que rendirse nunca, así las cosas estén difíciles, la fe y la confianza en ti podrán hacerte un campeón”, cierra la campeona, que ha convertido su historia en resiliencia, pasión y amor por la piscina.
 

Relacionados

Sitio Oficial del Comité Paralímpico Colombiano - CPC Colombia
Calle 63 # 59a-06, Centro de Alto Rendimiento en Altura  |  Tel. (571) 231 9729  |  [email protected]
Todos los derechos reservados ® 2019

Desarrollado por