1500 metros más cerca de la meta, la historia de Francy Osorio Calderón

mar 17, 2020

#HistoriasCPC l

Seguridad, alegría y metas claras, así es la bogotana que asombra al mundo por su velocidad y su seguridad en competencias. A sus 37 años Francy goza del mejor momento en su carrera y espera seguir cosechando los triunfos de un proceso que la ha convertido en una campeona.

Nació en Bogotá en 1983 y como presagio de éxito, el deporte la escogió para construir un lazo inquebrantable. En el colegio practicaba baloncesto, ahí puso a prueba su resistencia y construyó la base para poder incursionar en otras prácticas.

Precisamente, fue en el año 2007 en el que el atletismo llegó a su vida para quedarse y junto a su hermana Cristina comenzó a escribir su historia, “nosotras comenzamos como deportistas convencionales, logrando correr largas distancias como los 5.000, 10.000, 15.000 y 21.000 kilómetros, ahí nos dimos cuenta que esto era lo que queríamos hacer en la vida”.

A la edad de cinco años, las hermanas Osorio fueron diagnosticadas con una patología degenerativa que reduce su visión hasta un 10%. Lo que sería un obstáculo para cualquier otra persona, a Francy le ha dado el impulso para superarse cada día más y lograr cosas inimaginables en el deporte.

La enfermedad obligó a Francy a correr distancias más cortas, pero fue ahí donde decidió exigirse al máximo para obtener sus grandes logros, hasta que llegó el 2018, en el que la ciudad del carnaval la catapultó a la élite deportiva, “recuerdo con mucho cariño el Open de Barranquilla, hasta me acuerdo de las fechas, el 18 y 19 de octubre conseguí mis mejores marcas en los 800 y 1500 MTS, esto me proyectó en el ranking y me llevó a Lima y después a Dubái”, mencionó la corredora con orgullo.

Tener una hermana gemela es algo único en la vida y Francy tiene el honor de decir que comparte el mismo deporte con ella y que ambas son el motor de la otra, “ella es mi otra mitad, es mi motivación y yo la de ella, mi hermana ha sido un pilar importantísimo en este proceso y espero poder vivir muchas cosas más con ella”.

A nivel emocional su familia juega un papel muy importante, pues su mamá está pendiente desde su alimentación hasta los tramites que tenga que hacer, además de contar con su papá para todo lo que necesite. Esto a Francy la llena de emoción y felicidad, saber que tiene personas incondicionales que la apoyan en todo momento.

Lo anterior ha permitido que la bogotana sea una deportista integral, que deslumbra en la pista y que en 2019 llegó a Dubái a disputar su primer Campeonato del Mundo, logrando una medalla de plata que quedará en su memoria para siempre, “fue una satisfacción, cuando yo estaba en el podio lloraba y esas lagrimas eran de felicidad, fue cumplir uno de los sueños más grandes”, dice Francy con mucha seguridad.

Esto último es lo que esta imPARAble considera que se debe tener presente para lograr el éxito, “pienso que la fórmula es la seguridad, yo soy muy segura para competir y no me da miedo, todo eso lo acompaño de fe, disciplina, amor y no tener temores”.

Por último, la campeona se dirige a todas aquellas personas que en algún momento han pensado en tirar la toalla, “crean en sí mismos independientemente de que a veces haya dificultades o nos dejamos llevar por los demás, sigan la convicción del corazón de la mente, del cuerpo y a luchar por uno mismo, que cuando uno lucha por uno mismo, se rompen todas las barreras”.

Relacionados

Sitio Oficial del Comité Paralímpico Colombiano - CPC Colombia
Calle 63 # 59a-06, Centro de Alto Rendimiento en Altura  |  Tel. (571) 231 9729  |  [email protected]
Todos los derechos reservados ® 2019

Desarrollado por