El deporte ha sido clave para mi rehabilitación y habilitación: Daniel Valderrama, atleta Para Ecuestre

dic 27, 2017

Colombia ha tenido un boom del deporte paralímpico mejorando con creces nuestros resultados. Ahora, el objetivo es desarrollar otras disciplinas. Daniel Valderrama es uno de los dos jinetes que tiene nuestro país.
 
Desde 2007, este bogotano practica esta disciplina. “En 2003 me dio un ACV e hice mi rehabilitación con equinoterapia durante tres años. En ese proceso apareció alguien que me contó sobre la posibilidad que existía de hacer esto como deporte y no solo como terapia”.
 
En 2011, la Federación Ecuestre aceptó la disciplina paralímpica y dio el primer paso para que esta pudiera empezar a desarrollarse en nuestro país. “En Para Ecuestre hay cinco categorías, de los grados 1 al 5. Yo compito en el grado 4 y debo hacer ejercicios de paso, trote y galope, ejercicios básicos”.
 
Nuestro país aplicó para el programa de solidaridad de la Federación Ecuestre Internacional, un proyecto de ayuda a países que se encuentran desarrollando la disciplina. “En 2018, Colombia empezará a aparecer en el mapa gracias a este programa. Ahora necesitamos divulgación para que más jinetes se animen a vincularse”.
 
Por el momento, Daniel compite en semilleros, lo que él llama la “Liga B del fútbol, pero en ecuestre. En 2018 empezaré a competir en la Categoría A a nivel nacional”.   
 
“Alguna vez vi una frase en una película que decía: la discapacidad es un regalo, no se trata de preguntarse por qué me pasó sino que voy a hacer con ella. Una discapacidad crea oportunidades y te permite ver las cosas de una manera diferente. Yo no sabía que existían los deportes paralímpicos y la ver son maravillosos porque los atletas paralímpicos van más allá de sus capacidades”.  
 
Para Daniel, el deporte ha sido sin lugar a dudas una oportunidad y una herramienta de rehabilitación y habilitación. “Rehabilitación es cuando una persona con discapacidad reaprende las habilidades perdidas y la habilitación es como se hacemos para que esa persona vuelva a ser parte de la sociedad. El deporte es clave para la habilitación”, aseguró nuestro jinete.  
 
Todos los atletas tienen las medallas como objetivo principal, pero para Daniel, el objetivo principal no es ganar un metal sino demostrar que en nuestro país también puede haber atletas para ecuestres.  “A largo plazo veo a Colombia en la lista de atletas de esta disciplina, con o sin medallas, pero debemos poner a nuestro país en el mapa”.
 
A pesar de no tener la presión a cuestas por conseguir una medalla, Daniel tiene claro que quiere estar presente en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. “Espero poder conseguir una invitación, esa es mi ruta por ahora, pero para que esto pase, la Federación nos debe aceptar para poder participar a nivel internacional”.
 
Colombia es un país que se encuentra en transición hacia la paz, pero el conflicto armado nos ha dejado una amplia población con discapacidad. “El otro atleta que tiene nuestro país es de la Liga Militar, compite en grado 5. Tenemos mucho potencial y esta disciplina es una oportunidad para que las Fuerzas Armadas vincule a su personal, ellos tienen personas que siempre han montado a caballo y que quisieran seguir haciéndolo después de haber adquirido la discapacidad”.
 
Daniel monta en Balbaino desde hace 20 días.  “Los caballos son como las personas, hay unos con los que te demoras dos días para sentir que son mejores amigos, otros con los que te demoras años. Desde el primer momento que te subes a un caballo sientes la conexión y eso pasó con este caballo portugués de 10 años”.
 
Para Ecuestre necesita de caballos que tengan experiencia compitiendo a nivel convencional, Balbaino por ejemplo compitió durante 6 años con jinetes convencionales, es un ejemplar que ya entiende las ayudas y no se altera ni responde mal cuando a nuestro atleta paralímpico se le pega si pierna izquierda.  
Para poder tener éxito durante los cinco minutos que dura una prueba de adiestramiento, nuestro atleta debe entrenar con rigor. “Entreno a caballo tres días por semana, dos día hago preparación física y dos hago pilates. El caballo siente todos tus músculos, si tú te tuerces, él también se torcerá, uno monta como camina, por eso debes hacer un trabajo integral al fin y al cabo, a tu en competencia te evalúan el ritmo, la conexión y la cadencia”.  
 
A pesar de haber pasado la mayor parte de su vida sobre un caballo, nuestro atleta ha sufrida varias caídas y es que jinete que no se haya caído no ha montado lo suficiente.  “Lo primero que uno debe hacer antes de montarse es revisar la cincha, en una oportunidad olvidé hacerlo, me fui a montar y al poner el peso sobre el estribo me fui cayendo en cámara lenta”.
 
En octubre de 2018 se realizará en Carolina del Norte, Estados Unidos, el Mundial Ecuestre. Por ahora, nuestro jinete estará presente como espectador, pero sueña con la posibilidad de encontrar a alguien que le preste su caballo para poder competir y por fin debutar a nivel internacional, dar ese primer paso para poner a Colombia en el mapa. 
 

Relacionados

Sitio Oficial del Comité Paralímpico Colombiano - CPC Colombia
Calle 63 # 59a-06, Centro de Alto Rendimiento en Altura  |  Tel. (571) 231 9729  |  [email protected]
Todos los derechos reservados ® 2017

Desarrollado por